Hermanos Villalobos

14 de agosto

Aunque llegaron a la música por una vía algo diferente, los hermanos Villalobos, prodigios mexicanos contemporáneos, también gozan de pedigrí en la música clásica y han compartido escenarios con potencias clásicas como la Sinfónica de San Francisco.

Nacidos y criados en Xalapa (México), los tres hermanos -Alberto, Ernesto y Luis- heredaron la pasión por tocar el violín de su abuela, que amenizaba a trabajadores e invitados en fandangos rurales o en marisquerías locales. Pronto aprendieron a cantar y a tocar el piano, e incluso se hicieron expertos en jaranas, la guitarra mexicana de cuerpo fino.

Los tres se fueron a estudiar al extranjero. Ernesto, el hermano mayor, obtuvo una beca Fulbright que le llevó a la Manhattan School of Music. El hermano mediano, Alberto, estudió con Igor Oistrakh en el Conservatorio Real de Bruselas antes de ser seleccionado por Pierre Boulez para ingresar en la Academia del Festival de Lucerna. Por último, Luis, el más joven, obtuvo una plaza en la Hochschule für Musik de Friburgo y luego en el prestigioso Mozarteum de Salzburgo. Como trío, sus composiciones y arreglos originales fusionan los sonidos y ritmos característicos de la música tradicional de su región en México con elementos de la música clásica y el jazz.

A lo largo de los años, sus colaboraciones han sido diversas y eclécticas, entre ellas con Bruce Springsteen, Dolly Parton y Regina Carter, mientras que sus actuaciones les han llevado de América Latina a la India, Rusia, Canadá y a todo Estados Unidos con celebradas apariciones en el Carnegie Hall y el Lincoln Center. Han sido llamados para celebrar el 60º aniversario de las Naciones Unidas y el 66º Congreso de la FIFA en Ciudad de México.

Predicando un mensaje universal de amor, hermandad y justicia social, en 2018, los Hermanos Villalobos fueron parte crucial del proyecto Fandango at the Wall, donde unieron fuerzas con Arturo O'Farrill y la Afro Latin Jazz Orchestra en un concierto en vivo en el muro fronterizo entre Tijuana y San Diego.